Dividendo social: "techo" ingresos de los beneficiarios para recibir un regalo de Pascua

La ola de austeridad que ha azotado al país hace necesario brindar asistencia a grupos sociales que han sufrido en los últimos años.

Pero al mismo tiempo, la crisis de Ucrania establece nuevos estándares para el pago de un dividendo social, y esta medida se está volviendo imperativa. El Ministerio de Finanzas está desarrollando un algoritmo especial sobre la base del cual se proporcionará asistencia financiera, escribe el periódico. dikaiologitika.gr.

El objetivo del gobierno es otorgar el beneficio solo a quienes realmente lo necesitan, lo que significa que se deberán tener en cuenta varios factores en el proceso de selección. Estos datos hacen que cualquier predicción del resultado final sea incierta.

Tan pronto como las autoridades financieras completen el cálculo, los funcionarios elaborarán una lista del número final de beneficiarios. Después de eso, se determinará el monto final de la asignación.

Lo único que se sabe con certeza es que el beneficio no se aplicará a las empresas y que el gobierno quiere que el beneficio se acredite en las cuentas de los beneficiarios antes de Semana Santa.

El sistema de subsidios tomará en cuenta los ingresos, ahorros, estado civil e incluso la composición del hogar para determinar los beneficiarios y el monto del subsidio.

En base a las restricciones presupuestarias, el importe de la prestación no superará los 300 euros para cada beneficiario, pero incluso esta cantidad no será la misma para todos.

El tema que preocupa al Ministerio de Hacienda es intentar preparar un algoritmo dentro del próximo mes para determinar el estatus y seleccionar a los beneficiarios. Al hacerlo, se utilizarán múltiples criterios para ayudar solo a los verdaderamente vulnerables.

El nivel de ingresos jugará un papel clave en la elección, pero no será el único. El «techo» se fijará en 7.500 €.

Sin embargo, el nivel de ingresos no será suficiente, ya que el algoritmo también calculará el tipo de ingresos. Es decir, se dará prioridad a aquellos cuyos ingresos no hayan aumentado en el último período. Además, jugará un papel fundamental si los ingresos son pensión, salario, asignación o proceden de otra fuente.

La situación patrimonial de los beneficiarios también jugará un papel importante, ya que se comprobará si son propietarios de bienes inmuebles u otros activos de alto valor. Se comprobará cuidadosamente el estado de los depósitos. Para ello se utilizarán los datos proporcionados por los bancos, así como los intereses de los depósitos, que se declaran en la declaración de la renta.

Las decisiones se tomarán después del 4 de marzo, cuando habrá una imagen oficial del ritmo de recuperación económica en 2021 y las cifras de ingresos en febrero.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores