Diez consejos de detectives y psicólogos del FBI y la CIA: cómo entender cuándo mientes

¿Sabías que solo el 54% de las mentiras se pueden reconocer de manera inequívoca? Además, los extrovertidos tienden a decir más mentiras que los introvertidos.

Si crees que te están mintiendo o te preguntas si la persona con la que estás hablando dice la verdad, aquí tienes una lista de las 10 señales principales respaldadas por la ciencia.

1. Cambiar el estilo del discurso
Una de las señales de que una persona puede no estar diciendo toda la verdad es el discurso irregular. Según Gregg McCrary, un perfilador retirado del FBI, la voz y la manera de hablar de una persona pueden cambiar cuando no dice la verdad.

McCrary primero sigue su estrategia de identificar los patrones normales de habla y comportamiento de la persona haciendo preguntas típicas y simples, como su nombre o dónde vive. Esto le permite ver cualquier cambio en el habla o las características cuando hace preguntas más complejas y detalladas.

2. Usar gestos que no concuerdan con el contenido del discurso
Si una persona dice «sí» pero niega con la cabeza como si dijera «no», puede significar que no está diciendo la verdad. Como señala la Dra. Ellen Hendriksen, psicóloga clínica del Centro de Ansiedad y Trastornos Comorbidos de la Universidad de Boston, los gestos que no son del habla son movimientos corporales que no coinciden con las palabras que dice la persona. Por ejemplo, si una persona dice «Por supuesto que hablo en serio» y mueve la cabeza ligeramente hacia la derecha y hacia la izquierda, es probable que esté mintiendo o, al menos, que no esté diciendo toda la verdad.

3. Nada especial.
Cuando los testigos que dicen la verdad describen lo que vieron y se les pregunta: «¿Hay algo más?», revelan más detalles. Pero cuando se les pide a los mentirosos que vayan más allá de las historias que han preparado, agregan poco o ningún detalle adicional.

Expertos de la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) llaman a estas personas «mentirosos silenciosos» que, cuando se les pide que respondan preguntas o proporcionen más información, suelen ofrecer menos que los que dicen la verdad.

Otra forma en que los investigadores prueban la verdad es pidiendo a las personas que cuenten los hechos en orden inverso. Los que dicen la verdad se apegarán a la misma historia mientras ofrecen más detalles. Los mentirosos a menudo tropiezan y crean una historia diferente sin agregar detalles a la versión original de los hechos.

4. Dice demasiado
Por otro lado, los investigadores de la Escuela de Negocios de Harvard encontraron que los mentirosos que intentan engañar «estiran la verdad» al usar demasiadas palabras. Dado que tal mentiroso puede inventar cosas sobre la marcha, tiende a agregar detalles innecesarios para convencerse primero a sí mismo y luego a los demás de lo que está diciendo. También pueden adornar su discurso con palabras que una persona que dice la verdad no pensaría en agregar.

Otra evidencia lingüística encontrada en este estudio muestra que los mentirosos tienden a usar más palabrotas y pronombres en tercera persona (p. ej., él, ella, ellos) para distanciarse de cualquier confusión de primera persona (p. ej., yo, mío).

5. Subida o bajada inusual en el timbre de la voz
El Dr. David Matsumoto, profesor de psicología en la Universidad Estatal de San Francisco y director ejecutivo de Humintell, una empresa de consultoría que enseña a las personas a «leer» las emociones humanas, enfatiza que los investigadores deben considerar la cultura de otra persona al determinar si se les está mintiendo. Por ejemplo, su investigación sobre la detección de mentiras mostró que los chinos tienden a hablar en un tono más alto cuando mienten. En contraste, los hispanos hablan en voz más baja cuando mienten.

6. Hacia dónde miran los ojos
Mucho se discutió sobre el tema de la verdad y el contacto visual. Una creencia cultural común en los Estados Unidos es que si una persona evita el contacto visual directo, está mintiendo. Pero en otras culturas, el contacto visual directo puede considerarse poco fiable en este contexto.

Un estudio titulado Eyes Don’t Lie, publicado en 2012 en la revista Plos One, desacreditó la idea de que las personas miran a la izquierda o a la derecha cuando mienten. Un estudio de 2015 de la Universidad de Michigan y publicado en la revista Time descubrió que el 70 % de las personas en 120 videos multimedia mentían mientras hacían contacto visual directo.

7. Cúbrase la boca o los ojos con la mano
Muchas personas quieren ocultar una mentira o esconderse de su reacción a ella, por lo que pueden cubrirse los ojos o la boca con las manos cuando mienten. Según ex agentes de la CIA en su libro Spy of Lies, algunos pueden incluso cerrar los ojos por completo cuando dicen mentiras. Esto puede ser especialmente cierto cuando se le pide que responda una pregunta que no requiere mucho uso de memoria.

8. Excesiva preocupación por cosas secundarias al hablar contigo
Piense en cómo se comporta un niño cuando se le pregunta dónde fue la última galleta. Puede lamerse los labios, examinarse las uñas o incluso mover las manos inconscientemente antes de decir una gran mentira.

Lo que sucede, según exfuncionarios de la CIA, es que el estrés que les provoca el momento de responder hace que les salga sangre de las extremidades. Es posible que inconscientemente estén tratando de calmar esta respuesta de estrés, o al menos devolver la sangre a las extremidades, todo lo cual podría ser indicativo de nerviosismo cuando mienten.

9. Señale a otro «culpable».
Señalar algo o alguien, con gestos o palabras, puede indicar un cierto deseo de desviar la atención de uno mismo y echar la culpa a otra persona.

Por supuesto, saber si esta persona está acostumbrada a gesticular o señalar con frecuencia puede ser una referencia útil. Sin embargo, si alguien suele hablar de forma mesurada y de repente empieza a hablar con gestos más “agresivos”, esto indica que está mintiendo.

10. Se autoidentifica como un «buen mentiroso»
Quizás la manera más fácil de reconocer a un mentiroso es dejar que lo haga por ti. Un estudio titulado «Prevalencia de mentiras, características de mentiras y estrategias de los buenos mentirosos autoinformados» publicado en 2019 en la revista Plos One mostró que aquellos que se autoidentifican como «buenos mentirosos» suelen ser un buen indicador de que… una mentira, lo que significa que mienten mucho en general.

Este estudio mostró que los «buenos mentirosos» en su mayoría decían pequeñas mentiras a colegas y amigos en persona y se enfocaban en contar historias simples y comprensibles. El simple consejo de este estudio es que si alguien se jacta de ser un buen mentiroso, no confíes en él.

PD Estos signos no se aplican a los mentirosos profesionales: espías, estafadores profesionales y … políticos con abogados. La mayoría de ellos sabe mentir tan profesionalmente que solo esos profesionales pueden atraparlos. Así que mi consejo es que te mantengas alejado de ellos.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores