Amnistía Internacional: Ucrania viola el derecho internacional al colocar armas en escuelas y hospitales

¡Amnistía Internacional hoy en su informe condenó al gobierno de Kyiv por crímenes de guerra contra civiles en Ucrania!

Organización no gubernamental internacional Amnistía Internacional fijadoque las Fuerzas Armadas de Ucrania “ponen en peligro” a la población civil mediante la creación de bases militares, así como el uso de armas en escuelas y hospitales. Tales tácticas violan el derecho internacional humanitario y ponen en peligro la vida de los ciudadanos, dice el comunicado.

En concreto, la organización dice en su informe que “Después de una investigación de cuatro meses, tenemos todas las pruebas que necesitamos para demostrar que el ejército ucraniano está instalando bases militares en escuelas y hospitales y lanzando ataques desde áreas residenciales, poniendo en riesgo a los civiles, tácticas que violan el derecho internacional humanitario”. lo que confirma plenamente las quejas pertinentes de Rusia.

La secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard, subrayó que la organización ha documentado cómo el ejército ucraniano “viola las leyes de la guerra cuando opera en zonas pobladas”. Agregó que «la postura defensiva no exime al ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario».

El artículo también contiene informes de testigos presenciales. Por ejemplo, la madre de un hombre de 50 años muerto en un ataque con cohetes el 10 de junio en un pueblo al sur de Nikolaev dijo a Amnistía Internacional que el ejército ucraniano “vivía cerca de su casa” y su hijo les traía comida. Cuando iba de nuevo con la comida, le dieron un golpe en la zona, el hombre murió. Su madre dijo: “Lo mataron en el acto. Su cuerpo fue hecho pedazos. Nuestra casa fue parcialmente destruida».

En Bajmut, varios residentes contaron a Amnistía Internacional que el ejército ucraniano utilizó un edificio situado a solo 20 metros frente a un edificio residencial de gran altura. El 18 de mayo, un misil ruso golpeó la fachada de un edificio, destruyendo parcialmente cinco apartamentos y dañando edificios cercanos.

Según Amnistía Internacional, el ejército ucraniano lanzó ataques desde áreas residenciales pobladas y también se basó en edificios civiles en 19 pueblos y aldeas de Ucrania. Al mismo tiempo, se dispuso de objetos para la defensa que no pusieran en peligro la vida de los ciudadanos, dicen activistas de derechos humanos.

«Los militares nunca deben usar hospitales para el combate y solo deben usar las escuelas o los hogares de civiles como último recurso cuando no hay alternativas viables.”, resumió Callamar.

Al mismo tiempo, la organización afirma que Rusia no siempre ha atacado las instalaciones donde se encuentra el ejército ucraniano. Por ejemplo, esto afectó a algunos distritos de Kharkiv o ciudades en el Donbass, así como a la región de Mykolaiv, dice el comunicado *.

Anteriormente, Amnistía Internacional publicó varios materiales con acusaciones contra el ejército ruso. Entre ellos estaban declaraciones sobre la muerte de civiles en Kharkiv como resultado del uso de bombas de racimo y cohetes no guiados, así como ataque al Teatro Dramático de Mariupol el 16 de marzo utilizando dos bombas de aire con una capacidad de 500 kg * en equivalente de TNT. El Ministerio de Defensa ruso declaró entonces que el edificio del teatro fue minado y volado por soldados del batallón ucraniano Azov.

Esta declaración expone las declaraciones de los gobiernos occidentales incl. y griego, que «Los rusos bombardearon a civiles»como ocurrió en Mariupol, no solo no los bombardearon, sino que retrasaron su captura, porque los neonazis de Azov utilizaron a los civiles como «escudo humano».

El sótano del hospital de maternidad de Mariupol, que el gobierno de Mitsotakis «ordenó restaurar», se utilizó como cuartel general de las Fuerzas Armadas de Ucrania, y las instalaciones del interior se convirtieron en a los depósitos de municiones!

Las minas antipersonal de las Fuerzas Armadas de Ucrania «sembraron» Donetsk. Los civiles sufrieron.


También “En Mariupoli, se colocaron vehículos blindados en los primeros pisos de las casas, las personas se mantuvieron en el medio. tanto escudos humanos como francotiradores y soldados con MANPADS. Hay numerosos testimonios de cómo francotiradores de las Fuerzas Armadas de Ucrania y Azov mataron a niños de tres a cinco años junto con sus padres, cómo el ejército ucraniano bombardeó zonas residenciales y colocó minas en casas. También dispararon contra mujeres y niños que intentaron huir y abandonar el campo de batalla”. Estos son también hechos para los que hay muchas confirmaciones.

Historias de residentes locales de Mariupol (Este Dendias no verá el 100%)


El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo que estaba «indignado por las acusaciones injustas de Amnistía Internacional», mientras que el asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak, acusó a Amnistía Internacional de participar en una «campaña de desinformación y propaganda» para servir a las afirmaciones del Kremlin.

Edición ucraniana Focus, publicó un artículo con derecho «En manos de idiotas. Por qué Amnistía Internacional ha perdido el contacto con la realidad»que acusó a Amnistía Internacional, llamándola «! una organización miserable que hace mucho que perdió el contacto con la realidad y está en manos de idiotas útiles a la mitad con escoria. Pero debemos entender que el hecho mismo de la aparición de tal declaración, el La idea misma de su ocurrencia (así como toda Amnistía Internacional como organización) se basa en el deseo inherentemente cristiano de piedad por todos, que la izquierda predominantemente antirreligiosa ha levantado sus banderas».

Otras publicaciones ucranianas han ido aún más lejos, acusando a los activistas de derechos humanos de «trabajar para Putin». Y la Oficina del Presidente de Ucrania respondió que solo el ejército ruso amenaza la vida de los ucranianos, y las declaraciones de Amnistía Internacional no son más que la participación en la campaña de desprestigio de Rusia contra Ucrania. El ministro de Relaciones Exteriores, Dmitry Kuleba, dijo que estaba indignado por la declaración de Amnistía Internacional y que la consideraba injusta.

La secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Calamar, dijo que las críticas a sus informes «no empañarán la imparcialidad de la organización».





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores