Tras la pista del dinero del Estado Islámico en Grecia

Una investigación del Servicio Antiterrorista sobre la financiación de la yihad y específicamente del Estado Islámico resultó en 13 órdenes de arresto para extranjeros, en su mayoría sirios e iraquíes, que ahora viven o han vivido en Grecia en los últimos años.

Según información proporcionada a la edición griega cathimerinila operación encubierta comenzó en 2018, en colaboración con la fiscalía antiterrorista de París, y la primera de las órdenes emitidas anteriormente se ejecutó en la Nochevieja de 2022, cuando un español de origen sirio fue detenido en el centro de Atenas.

Abdulsalam, de 36 años, vive en Grecia desde hace más de diez años, y hasta el juicio, que tuvo lugar el 1 de junio de 2022, estuvo en prisión preventiva en la colonia penal de Atenas ΓΑΔΑ, tras lo cual acabó en Korydallos. prisión. Finalmente, un Tribunal Penal de Apelación integrado por tres miembros lo declaró inocente de los cargos de financiación del terrorismo. Los pedidos de los 12 extranjeros restantes aún están pendientes.

Reunión en La Haya

El caso se abrió en noviembre de 2018 cuando funcionarios de 14 estados miembros se reunieron en la sede de Eurojust en La Haya. UE. El propósito de esta reunión cerrada fue coordinar una investigación conjunta sobre el financiamiento del terrorismo internacional. De hecho, esta fue una continuación de las investigaciones iniciadas después de los ataques terroristas mortales en París, Bruselas y Cannes en 2015-2016.

Los documentos judiciales obtenidos por K decían, en parte, «la existencia de flujos financieros hacia Siria a través de Turquía y el Líbano, así como la identificación de las personas que recolectaron este dinero para que finalmente cayera en manos de combatientes extranjeros en Siria».

Como es fácil de entender, el papel central en la investigación lo desempeñó la Dirección de Seguridad Interna del Ministerio del Interior francés, cuyos empleados le dijeron a la policía griega que de todas las transacciones financieras sospechosas, aproximadamente el 1% ocurrieron en Grecia. Se realizaron 14 transacciones cuyos remitentes fueron 13 extranjeros. Entre ellos estaba Abdulsalam, un titular de pasaporte español que nació en la ciudad siria de Raqqa, un bastión del Estado Islámico.

Una investigación antiterrorista de empresas privadas de transferencia de dinero y la oficina de correos griega encontró que un hombre de 36 años envió 13 500 euros a Alemania, Serbia, Turquía, Austria y los Países Bajos en 2014-2015 y recibió un total de 5300 euros de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Bosnia y Herzegovina.

Una de estas operaciones era de interés para la investigación criminal, por lo que fue acusado de financiar el terrorismo. Se trataba de enviar 829 euros a una persona de nombre Mohammad A., que se encontraba en Turquía. Esto se debe a que Mohammad, a su vez, supuestamente facilitó la transferencia de dinero a los franceses, quienes abandonaron su país y viajaron a Siria para unirse al Estado Islámico.

En concreto, en noviembre de 2016, una francesa de 42 años le envió 820 euros para que se los diera a su hermana, una de las llamadas «novias yihadistas», que abandonó París y, junto a su hijo Enzo, se dirigió a los territorios de Siria controlados por ISIS.

«Coleccionistas»
Pruebas similares se encontraron para los otros 12 extranjeros. A uno de ellos, un ciudadano sirio de 34 años, se le dictó una orden de arresto que sigue sin ejecutar porque negoció la transferencia de 1.000 euros de una francesa de 70 años a su hijo, que desde 2013 y al menos hasta hace poco luchó en las filas del Estado Islámico. Abdulsalam, el único detenido hasta el momento de los 13 extranjeros procesados, ha negado cualquier conexión con el Estado Islámico. Explicó su participación en este caso por el hecho de que realizó transacciones específicas con el único motivo: servir a los refugiados de Siria que llegan a Grecia sin documentos. Además, tiene pasaporte español.

Sin embargo, en los documentos oficiales, las fuerzas del orden y el poder judicial utilizan el término «recaudadores» para referirse a aquellos que recolectaron dinero, principalmente en países de la UE, para enviarlo a combatientes extranjeros en Siria e Irak, ciudadanos europeos que abandonaron sus países para establecerse en el califato autoproclamado.

“El hecho de que un cobrador en algún momento haya recibido dinero de un familiar de una persona involucrada en el terrorismo no significa en sí mismo que quien envía dinero a un cobrador esté involucrado de alguna manera en el terrorismo”, dijo María Amarri, abogada de 36 años. Abdulsalam, de un año, en una nota enviada a la Corte de Apelaciones Penales, que consta de tres jueces. Este último fue puesto en libertad inmediatamente después del veredicto del tribunal, que lo declaró inocente, mientras que las 12 órdenes restantes siguen pendientes, y algunos de los extranjeros perseguidos ya se fueron de Grecia a Alemania y Francia.

PD: Atrapan pequeños seises, pero nadie toca a los principales financistas de ISIS. Porque son personas demasiado importantes y necesarias.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores