Se firmó un acuerdo sobre la exportación de cereales de Ucrania.

Ucrania, Turquía y Rusia, con el apoyo de las Naciones Unidas representadas por el Secretario General António Guteres, acordaron una exportación de granos de 120 días desde los puertos ucranianos de Odessa, Chornomorsk y Pivdenny.

Las partes acordaron promover el envío seguro para la exportación de granos, productos alimenticios relacionados y fertilizantes (incluido el amoníaco) desde los puertos marítimos de Ucrania dentro del período especificado por el acuerdo, con la posibilidad de su prórroga.

La firma de los documentos tuvo lugar hoy viernes en Estambul: el Ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksandr Kubrakov, en presencia del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, firmó un documento trilateral con el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, y el secretario general de la ONU, quienes también firmaron un segundo documento trilateral de este tipo con el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu.

La iniciativa se basa en los acuerdos de las partes de la Convención Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar de 1974. En la lista de cláusulas del contrato:

  • máximas garantías de seguridad para todos los buques que participen en esta iniciativa;
  • creación bajo los auspicios de la ONU en Estambul de un centro de coordinación conjunto (JCC), que incluye representantes de todas las partes;
  • creación y trabajo en los barcos que participan en la iniciativa de grupos de inspección de representantes de las partes. Inspeccionarán los buques en los puertos designados por Turquía al entrar o salir del Estrecho de Turquía para asegurarse de que no haya carga ni personal no autorizado a bordo.

En Estambul, bajo los auspicios de la ONU, se creará un Centro de Coordinación Conjunta (JCC), que incluirá representantes de Ucrania, Rusia, Turquía y la ONU. Este centro brindará la supervisión general del cumplimiento de la iniciativa. Crearán equipos de inspección.

Todas las actividades en las aguas territoriales de Ucrania estarán bajo el control y la responsabilidad de Ucrania. Las Partes se comprometen a no realizar ningún ataque a las embarcaciones comerciales y civiles, así como a las instalaciones portuarias participantes en esta iniciativa.

Si es necesario despejar los accesos a los puertos, debe participar un dragaminas de un tercer país. Los buques mercantes deberán estar prerregistrados ante la SKC y estarán bajo control técnico durante el tiempo que dure su paso por el corredor marítimo humanitario acordado por todas las partes.

Se desarrollará y difundirá un plan operativo y de comunicación detallado, identificando, entre otras cosas, refugios seguros y opciones de asistencia médica a lo largo de la ruta.

Para excluir provocaciones e incidentes, el movimiento de los buques que transitan por el corredor humanitario marítimo será controlado a distancia por las partes. El texto de la iniciativa enfatiza:

«Ningún buque de guerra, aeronave, vehículos aéreos no tripulados (UAV) puede acercarse al Corredor Marítimo Humanitario más cerca de la distancia acordada por el RCC sin el permiso del RCC y solo después de consultar con todas las partes».

Este acuerdo tendrá una vigencia de 120 días a partir de la fecha de la firma y podrá ser prorrogado por un período similar automáticamente. Cada parte tiene derecho a notificar a la otra su intención de dar por terminada la iniciativa una vez vencido su plazo o cambiar las condiciones.

Llegar a un acuerdo sobre la exportación de cereales ucranianos, enfatizan los representantes de Ucrania, no significa un debilitamiento del régimen de seguridad en el Mar Negro, escribe Interfax.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores