10+1 alimentos que desaniman por completo el apetito

«Comenzaré la dieta el lunes», se dice la mayoría de las personas, ya que les resulta difícil controlar el hambre. Sin embargo, hay alimentos que pueden «frenar» el apetito cerrando la puerta a las calorías innecesarias y suprimiendo las ansias de comer bocadillos.

Las siguientes «sugerencias deliciosas» no solo te llenan manteniendo el estómago lleno, sino que también nos mantienen en movimiento durante al menos cuatro horas después de comer.

1. Huevos cocidos.

Los nutrientes y las proteínas de los huevos cocidos pueden satisfacer el hambre y saciar. Se recomienda comer más clara de huevo, ya que contiene solo 16 calorías y no contiene colesterol. Por el contrario, las yemas de huevo tienen un alto contenido de grasas saturadas y colesterol, por lo que deben consumirse con moderación.

2. Salvado de avena.

Un centro médico de Canadá ha comprobado que quienes consumen fibra insoluble, como el salvado de avena (пλιγούρι βρώμης), logran frenar el apetito y adelgazar. “Esto se debe a que el producto ralentiza el proceso de digestión, lo que hace que te sientas satisfecho por más tiempo”, explica Susan Kraus, nutricionista clínica de la Universidad Médica de Hackensack Ιατρικό Πανεπιστήμιο Hackensack. Agregue unas cuantas cucharadas a un tazón, cubra con kéfir o yogur bajo en grasa (y sin azúcar), agregue bayas o un par de frutas de temporada. Este será un desayuno abundante y saludable.

3. Menta.

Toma un poco de menta fresca… ¡y huélela! Según el Dr. Alan Hirsch, director de terapia del olfato y el gusto en Chicago, el olor característico de la menta quita el apetito al actuar sobre los receptores nerviosos de la nariz. Las hormonas liberadas alertan al cerebro de que «el estómago está lleno», ¡aunque no lo esté! Alternativamente, beba té de menta, compre velas con aroma a menta y mastique chicle con sabor a menta.

4. Almendras.

Bebe dos vasos de agua y come un puñado de frutos secos, como 6 nueces, 12 almendras o 20 cacahuetes. En 20 minutos, sentirá que la sensación de hambre se ha «apagado» y que su apetito ha disminuido. Las almendras contienen el aminoácido fenilalanina, que señala la liberación de cierta hormona responsable de retardar la digestión. Este “snack”, que contiene tan solo 10 gramos de grasa, reduce el apetito en menos de media hora.

5. Palomitas de maíz.

Las palomitas de maíz sin sal y sin aceite pueden llenar tu estómago, pero contienen muy pocas calorías. ¿Has oído que las palomitas de maíz engordan?, claro que sí. Sin embargo, todo depende de cómo se prepare. En particular, con dos o tres puñados de palomitas de maíz, puedes engañar mejor a tu hambre (llenar tu estómago).

6. Ají picante.

Los pimientos picantes añadidos a los huevos revueltos o a las ensaladas reducen significativamente el apetito, ya que contienen capsaicina, una sustancia natural que favorece la pérdida de peso y acelera el metabolismo. Los chiles asados, horneados o frescos se consideran la elección correcta durante la dieta.

7. Aguacate.

Una mitad de aguacate como complemento del almuerzo es suficiente para limitar los refrigerios a lo largo del día. En particular, investigadores de la Universidad de Loma Linda en California han demostrado que los aguacates, ricos en grasas, afectan el hambre, los niveles de azúcar en la sangre y la producción de insulina. En un experimento con 26 personas, aquellas que comió aguacate con las comidas, disminuyó el apetito en un 40 % durante las siguientes tres horas y en un 28 % durante las siguientes cinco horas. Después de todo, medio aguacate contiene solo 160 calorías y es rico en fibra, potasio y vitaminas C, K y B6.

8. Leche de soya.

Las proteínas y la fibra presentes en la leche de soja la convierten en una de las mejores soluciones para mantener esa sensación de “estómago lleno”. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que una dieta rica en proteínas redujo el hambre y resultó en aproximadamente 441 calorías menos para consumir que aquellos que eligieron otros tipos de dietas. Según la Universidad de California, Davis, la fibra libera colecistoquinina (CCK) del intestino delgado, una hormona que transmite el mensaje de saciedad al cerebro.

9. Sopa.

El pollo, el pescado y cualquier sopa líquida en general pueden equilibrar las hormonas del apetito y frenar los antojos de comer en exceso, gracias a su alto contenido de agua y carbohidratos complejos. La sopa llena el estómago, estirando sus paredes, lo que envía una señal a la corteza cerebral sobre la saturación del cuerpo. Si lo comes despacio con cuchara (durante más de 20 minutos), llega una sensación de saciedad. Agregue algunas especias picantes a la sopa también. Los científicos han demostrado que, por ejemplo, la pimienta de cayena hace que las personas consuman 60 calorías menos y quemen 10 calorías más que otros condimentos.

10. Manzana y plátano.

Las manzanas tienen fibra insoluble que suprime el hambre y es un «relleno» ideal para el estómago. Las frutas rojas jugosas contienen azúcares naturales que estabilizan los niveles de azúcar en la sangre, lo que evita el letargo y la sobrealimentación. ¡Así que come manzanas de forma segura durante 24 horas!

11. Turquía.

El componente dominante del pavo es el triptófano, un aminoácido que ingresa al cerebro y luego se convierte en serotonina. Este último provoca sensación de saciedad y no te obliga a abrir la nevera cada veinte minutos.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores