En lugar de un látigo, una zanahoria.

La mayoría de nosotros imaginamos a los burros como ganado y bestias de carga, atados durante horas, o sobrecargados y subiendo los escalones de alguna isla bajo el sol abrasador.

¿Alguna vez creerías que estos son animales juguetones, cariñosos, gentiles, sociables y curiosos que serían el mejor compañero de una persona? Y eso no es todo.

En un momento en que leíamos a diario en los medios impresos y electrónicos sobre el maltrato a los burros en Santorini (que incluso fue defendido por asociaciones de bienestar animal), diecisiete burros, habiendo levantado innumerables toneladas de materiales de construcción en sus vidas, desenterraron hectáreas de vegetales. jardines y personas transportadas sobre sus espaldas con látigos y palizas, ahora disfrutan del cuidado y la hospitalidad en la casa de Vasiliki Petridou, escribe en.gr.

En un lugar increíble con una hermosa vista al mar, en la región Kumbara de Ios, se mueven libremente sin correa ni montura, esperando pacientemente a la mujer que los liberó del sufrimiento cotidiano, les traiga su adorada zanahoria, hablen con llamándolos a todos por su nombre y acariciándolos suavemente.

La decisión de cuidarlos personalmente, incluso a pesar de las actividades y deberes diarios en los asuntos que ella realiza en la isla, la tomó el empresario. Vasiliki Petridou equipó con prudencia un espacio en el que los animales se sintieran bien. Además, se dedica a la rehabilitación y tratamiento de burros que lo necesitan, pues le fueron entregados «medio muertos» por la explotación despiadada.

La vida del cuadrúpedo, dada «en buenas manos», se caracteriza por la expresión «del palo a la zanahoria». Ya que en una vida pasada vivieron una situación difícil y dolorosa, y ahora, gracias a la sensibilidad y bondad de Vasilika Petridou, su vida ha cambiado dramáticamente para mejor.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores