Las mujeres turcas en Hagia Sophia recogen «recuerdos» de las paredes con la esperanza de un milagro


Las mujeres turcas arañan las paredes internas de la cuna de la ortodoxia, recogiendo pequeños pedazos e incluso polvo en bolsas de plástico. La razón fue la creencia de que trae buena suerte.

Guardan los artículos robados como recuerdos, dañando así el monumento de 1500 años de antigüedad, que está bajo la protección de la UNESCO.

Las imágenes del «nuevo pasatiempo» se publicaron primero en las redes sociales turcas y luego en los sitios web de los medios turcos que apoyan a los partidos de oposición que expresan su preocupación por proteger el monumento.

“Ahora están arrancando pedazos de las paredes y metiéndolos en bolsas como talismanes. ¿Dónde está el respeto, la protección del patrimonio cultural en Hagia Sophia, construida hace 1485 años? Antes de que las cosas empeoren, por favor detenlos. Esto es impensable…”, escribió un usuario turco en Twitter.

Arquitecto Seda Ozen Bilgilisupuestamente señaló: “Yo creo que los que quitan partes, considerándolas sagradas, son invitados extranjeros, y si hay investigación, eso se determinará. ¡Los turistas solían hacer recuerdos con mosaicos!”

El Ministerio de Cultura y Turismo debe regresar a Hagia Sophia y proteger el territorio del primer piso, que es visitado por los invitados del templo. El patrimonio común de la humanidad no puede ser «protegido» por medio de experimentos. Es muy triste leer tales noticias”, agregó Bilgili.

Los medios turcos, que recurrieron al Ministerio de Cultura en busca de comentarios sobre el nuevo acto de vandalismo en Hagia Sophia, aún no han recibido respuesta.

Un nuevo acto de vandalismo se produjo un mes después daño a la Puerta Imperial de Hagia Sophia en abril.

Hace dos años, el presidente Recep Tayyip Erdogan convertido un símbolo de la ortodoxia cristiana en una mezquita, procedente de un museo declarado como tal a finales de la década de 1930.

Cabe señalar que los ciudadanos turcos, especialmente en aquellas partes del país donde vivían muchos griegos (especialmente en Estambul), a pesar de que ahora son musulmanes, acuden a las iglesias en el onomástico de los santos ortodoxos o en honor a la Virgen. María. Básicamente, estos son griegos turcos, armenios, sirios y representantes de otras nacionalidades que, por diversas razones, cambiaron oficialmente su fe, pero siguieron siendo criptocristianos en sus almas.

Miles de hombres, mujeres y niños turcos se reúnen cada año el 23 de abril en la Iglesia de San Jorge Kudunas en la isla pringkipos (Heybeli Ada) en el Mar de Mármara.
Del puerto al cerro sueltan un hilo y no hablan con nadie. Cuando llegan a la iglesia, oran por un milagro y una bendición.





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores