Biden se reúne con líderes de Finlandia y Suecia: ingreso en la OTAN sin bases y armas nucleares

Joe Biden se reunirá hoy con los líderes de Suecia y Finlandia, luego de que los dos países solicitaron formalmente unirse a la alianza de la OTAN en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.
Horas antes de su primer viaje a Asia, Joe Biden recibirá en la Casa Blanca a la primera ministra sueca, Magdalena Anderson, y al presidente finlandés, Sauli Ninisto, para discutir sus solicitudes de ingreso en la OTAN.

“Este es un evento histórico, un punto de inflexión en la seguridad europea. Dos países con una larga tradición de neutralidad se unirán a la alianza de defensa más fuerte del mundo”, dijo el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

El presidente de EE. UU. ha hecho de la unificación europea una prioridad máxima frente a una invasión rusa de Ucrania, mientras que Turquía plantea objeciones y pide a Suecia que deje de apoyar a los militantes kurdos y levante la prohibición de venta de armas a Ankara.

Sin embargo, Sullivan dijo a los periodistas que los funcionarios estadounidenses confiaban en que la resistencia de Turquía podría romperse (un intento no es tortura, como solía decir una famosa figura histórica).

Sin armas nucleares y bases de la OTAN

Incluso después de la adhesión, Finlandia no quiere que la OTAN estacione armas nucleares o bases militares en su territorio, dijo el jueves el primer ministro finlandés, Sana Marin, en una entrevista con un periódico italiano. Marin, que se encuentra en Roma para reunirse con su homólogo italiano Mario Draghi, también dijo que cree que el problema de la resistencia de Ankara se puede resolver a través del diálogo:

“Creo que en esta etapa es importante mantener la calma, negociar con Turquía y todos los demás estados miembros, responder cualquier pregunta que pueda surgir y corregir cualquier malentendido”.

También agregó que el tema del desarrollo de armas nucleares o la apertura de bases en Finlandia no formaba parte de las conversaciones de Helsinki sobre la membresía en una alianza militar. Recordemos que la primera ministra sueca, Magdalena Anderson, también dijo que su país no quiere bases permanentes de la OTAN ni armas nucleares en su territorio.

Sin embargo, Rusia ya es oficialmente fijadoque si estos países son admitidos en la OTAN, los misiles nucleares rusos dirigido a nuevos objetivos en estos países. En respuesta, los finlandeses demostraron refugios antiaéreos

También se señala que unirse a la OTAN será una violación directa de las obligaciones legales internacionales de Finlandia (el Tratado de Paz de París de 1947, el acuerdo de 1992 entre Rusia y Finlandia sobre las bases de las relaciones). En el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa observóque «durante décadas, la política de no alineación militar sirvió como base para la estabilidad en la región del norte de Europa, y el papel del factor militar se redujo a cero».

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia está convencido de que «el objetivo de la OTAN (…) es claro: continuar expandiéndose hacia las fronteras de Rusia, para crear otro flanco para una amenaza militar para nuestro país. Pero, ¿por qué Finlandia debería convertir su territorio en un línea de confrontación militar con la Federación Rusa, mientras pierden la independencia en la toma de sus propias decisiones, la historia juzgará”, dice el mensaje.

Joe Biden se reunirá hoy con los líderes de Suecia y Finlandia, luego de que los dos países solicitaron formalmente unirse a la alianza de la OTAN en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Horas antes de su primer viaje a Asia, Joe Biden recibirá en la Casa Blanca a la primera ministra sueca, Magdalena Anderson, y al presidente finlandés, Sauli Ninisto, para discutir sus solicitudes de ingreso en la OTAN.

“Este es un evento histórico, un punto de inflexión en la seguridad europea. Dos países con una larga tradición de neutralidad se unirán a la alianza de defensa más fuerte del mundo”, dijo el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

El presidente de EE. UU. ha hecho de la unificación europea una prioridad máxima frente a una invasión rusa de Ucrania, mientras que Turquía plantea objeciones y pide a Suecia que deje de apoyar a los militantes kurdos y levante la prohibición de venta de armas a Ankara.

Sin embargo, Sullivan dijo a los periodistas que los funcionarios estadounidenses confiaban en que la resistencia de Turquía podría romperse (un intento no es tortura, como solía decir una famosa figura histórica).

Sin armas nucleares y bases de la OTAN

Incluso después de la adhesión, Finlandia no quiere que la OTAN estacione armas nucleares o bases militares en su territorio, dijo el jueves el primer ministro finlandés, Sana Marin, en una entrevista con un periódico italiano. Marin, que se encuentra en Roma para reunirse con su homólogo italiano Mario Draghi, también dijo que cree que el problema de la resistencia de Ankara se puede resolver a través del diálogo:

“Creo que en esta etapa es importante mantener la calma, negociar con Turquía y todos los demás estados miembros, responder cualquier pregunta que pueda surgir y corregir cualquier malentendido”.

También agregó que el tema del desarrollo de armas nucleares o la apertura de bases en Finlandia no formaba parte de las conversaciones de Helsinki sobre la membresía en una alianza militar. Recordemos que la primera ministra sueca, Magdalena Anderson, también dijo que su país no quiere bases permanentes de la OTAN ni armas nucleares en su territorio.

Sin embargo, Rusia ya es oficialmente fijadoque si estos países son admitidos en la OTAN, los misiles nucleares rusos dirigido a nuevos objetivos en estos países. En respuesta, los finlandeses demostraron refugios antiaéreos

También se señala que unirse a la OTAN será una violación directa de las obligaciones legales internacionales de Finlandia (el Tratado de Paz de París de 1947, el acuerdo de 1992 entre Rusia y Finlandia sobre las bases de las relaciones). En el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa observóque «durante décadas, la política de no alineación militar sirvió como base para la estabilidad en la región del norte de Europa, y el papel del factor militar se redujo a cero».

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia está convencido de que «el objetivo de la OTAN (…) es claro: continuar expandiéndose hacia las fronteras de Rusia, para crear otro flanco para una amenaza militar para nuestro país. Pero, ¿por qué Finlandia debería convertir su territorio en un línea de confrontación militar con la Federación Rusa, mientras pierden la independencia en la toma de sus propias decisiones, la historia juzgará”, dice el mensaje.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores