La misteriosa fiebre de Corea del Norte

Más de un millón de norcoreanos han contraído la fiebre. Es imposible decir con total certeza que se trata de un coronavirus: hay muy pocos datos confiables de un país cerrado y los resultados de las pruebas no son suficientes.

Sin embargo, los expertos creen que la cepa omicron está muy extendida en el país. Corea del Norte no ha confirmado previamente un solo caso de COVID-19. Sin embargo, los expertos están seguros de que el coronavirus se ha estado propagando allí desde marzo de 2020. Hace apenas unos días, el 12 de mayo, KCNA (Agencia Central de Noticias de Corea) primer caso reportado – con la variante BA.2 de la cepa omicron SARS-CoV-2, que no se identifica mediante las pruebas de PCR estándar.

Después de solo un día, se supo que había al menos 18.000 personas con covid en el país, mientras que seis no hicieron frente al virus y fallecieron. El gobierno declaró el estado de emergencia y el jefe de estado, Kim Jong-un, convocó una reunión de emergencia del Politburó del Partido de los Trabajadores de Corea. Decidió la cuarentena de «máxima emergencia»: restricciones fronterizas y un bloqueo nacional. Las medidas antipandémicas vigentes antes de eso resultaron ineficaces. KCNA citó a Kim Jong-un diciendo:

«La propagación de esta enfermedad infecciosa maligna en nuestro país puede llamarse el mayor impacto en su historia».

Es más. Resultó que desde finales de abril, al menos 350.000 coreanos se han quejado de los síntomas de una «fiebre desconocida»: secreción nasal, tos, fiebre. Según los datos del Cuartel General Antiepidemiológico de Emergencia Estatal de la RPDC, del 13 al 14 de mayo, en solo un día, se detectaron en el país 296.000 «pacientes con fiebre». Otros 392 mil – al día siguiente. En total, más de 1,2 millones de personas enfermaron, de las cuales 50 fallecieron.

Según los expertos, tanto la dinámica de la incidencia, los síntomas y la proporción de formas graves y leves de la enfermedad indican la propagación de la cepa omicron del coronavirus en Corea del Norte. Sin embargo, se desconoce el número exacto de casos.

Según la Organización Mundial de la Salud, de los 25 millones de habitantes del país, no más de 64 mil personas se han realizado pruebas PCR. Y en la base de datos internacional de genomas de virus GISAID no hay una sola muestra de la RPDC. La vacunación, por supuesto, tampoco se llevó a cabo en el país; dado que no hay coronavirus, ¿por qué vacunarse? Pionyang renunció a millones de dosisofrecidos bajo el programa global COVAX. Uno de los primeros en reaccionar a la propagación del coronavirus, este país asiático se aisló literalmente del mundo entero e introdujo estrictas restricciones por temor al Covid de la vecina China. Jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología, Universidad Nacional de Investigación Médica de Rusia. N. I. Pirogov Profesor Vladimir Nikiforov dice:

«Creo que esto es un covid banal. Los profesionales no tienen preguntas aquí. Lo único que aún puede ser, dada la región y la época del año, es fiebre hemorrágica con síndrome renal, que es causada por orthohantavirus. Una enfermedad bien estudiada, en Corea del Sur hay una vacuna para ella «. Pero hay síntomas completamente diferentes. Solo la cepa omicron se propaga a tal velocidad, y la baja mortalidad es típica de ella. Es solo que los coreanos mantuvieron el país cerrado durante mucho tiempo y Pensé que no se filtraría a ellos. Sin embargo, la infección no obedece a la ideología «.

De la misma opinión es Ancha Baranova, profesora de la Escuela de Biología de Sistemas de la Universidad George Mason de EE.UU. Ella cree que con un 99 por ciento de probabilidad se puede argumentar que esto es covid:

“Si hay una pandemia en todo el mundo, y luego en un país donde antes, debido al aislamiento, no había casos ni vacunas, de repente hay un brote agudo, la conclusión es obvia. la misma cepa que en todas partes ahora, y no algo nuevo, pero una propagación tan rápida es una consecuencia del impacto en el sistema inmunológico intacto de las personas que no se han enfrentado previamente al coronavirus.

Dmitry Pruss, un genetista estadounidense, afirma que esta es la variante BA.2 del omicron, como lo informaron los propios coreanos:

«Sus brotes fueron en Corea del Sur, en la provincia fronteriza china de Jilin y en Primorye».

Los especialistas de Rospotrebnadzor también vinculan la «fiebre misteriosa» en Corea del Norte con el COVID-19. Primero, desde enero, el país ha abierto sus fronteras con China. En segundo lugar, los eventos masivos se llevaron a cabo en Corea sin máscaras, lo que podría haber causado que una gran cantidad de personas se infectaran con gotitas en el aire. Los eventos a gran escala incluyen un importante desfile militar en honor al 90 aniversario de las Fuerzas Armadas de la RPDC (25 de abril) y el Día del Sol, una celebración del 108 aniversario del fundador de la República, Kim Il Sung (15 de abril).

La OMS, preocupada por el brote de coronavirus en la RPDC, expresó su disposición a proporcionar medicamentos y sistemas de prueba. Corea del Sur también quiere ayudar: con vacunas, mascarillas, kits de prueba y experiencia en la lucha contra el virus. El presidente de Corea del Sur, Yoon Seok Yeol, dice, citado por la Agencia de Noticias Yonhap:

«Si las autoridades de Corea del Norte están de acuerdo, brindaremos cualquier tipo de apoyo, ya sean medicamentos, vacunas contra el COVID-19, equipo médico o personal médico».

Seúl cree que la situación en Corea del Norte es mucho más grave de lo que reconocen las autoridades de la RPDC. Pyongyang no tiene prisa por aceptar la ayuda de nadie y no confirma que la «fiebre desconocida» sea la COVID-19, escribe Noticias RIA.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores