Alemania investiga posibles crímenes de guerra en Ucrania

Según el ministro de Justicia alemán, Marco Buschman, en Alemania se ha iniciado una investigación sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania.

El fiscal general de la Corte Suprema de Alemania, Peter Frank, está recopilando evidencia relevante, escribe Deutsche Welle. En la noche del 23 de abril, dijo al aire del canal de televisión legal público Phoenix:

«El procedimiento de investigación estructural, que garantiza la seguridad de las pruebas y también descubre quién y dónde cometió ciertos crímenes, ya ha comenzado. Hemos llevado a cabo con éxito un juicio de criminales de guerra sirios aquí. Ahora estamos operando en la misma línea».

Según él, se están recopilando materiales fotográficos y de video, se están entrevistando testigos. Frank instó a los refugiados ucranianos que fueron víctimas o testigos de crímenes de guerra a ponerse en contacto con las autoridades alemanas.

Hoy, según la publicación, Ucrania acusa a las autoridades rusas de deportar a los ucranianos a lo más profundo de la Federación Rusa: 308 residentes de Mariupol – madres con niños pequeños, discapacitados, estudiantes – fueron llevados a la fuerza a la ciudad de Nakhodka en el Territorio de Primorsky de La Federación Rusa. De Mariupol a Nakhodka – más de 7000 km, la ruta por carretera – más de 9000 km.

Así lo anunció la Comisionada de la Rada Suprema de Ucrania para los Derechos Humanos, Lyudmila Denisova, en el canal Telegram, refiriéndose a información de voluntarios rusos. Según el Defensor del Pueblo, tras verificar la identidad de los vecinos de Mariupol, fueron enviados en autobús a un centro de alojamiento temporal en el microdistrito de Wrangel. Denísova escribe:

«El país ocupante de la Federación Rusa viola gravemente las normas del Artículo 49 de la Convención de Ginebra para la Protección de la Población Civil en Tiempo de Guerra, que prohíbe el reasentamiento forzoso o la deportación de personas del territorio ocupado».

Después de un ataque con cohetes en Odessa el 23 de abril, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky acusó a Rusia de matar civiles: 8 personas murieron y 18 resultaron heridas. Entre los asesinados se encontraba una niña de 3 meses. En su mensaje de video, Zelensky dijo: «Parece que matar niños es solo una nueva idea nacional de la Federación Rusa».

El presidente de Ucrania afirma que el ataque fue llevado a cabo por la aviación estratégica de la Federación Rusa desde la región del Mar Caspio, las fuerzas de defensa aérea ucranianas derribaron dos misiles y cinco más impactaron en una ciudad pacífica. Los resultados de los ataques con cohetes de las tropas rusas son «argumentos suficientes para que el mundo finalmente reconozca al estado ruso como patrocinador del terrorismo y al ejército ruso como una organización terrorista».

En respuesta a esto, los medios rusos publicaron una declaración del comando militar de que los rusos no estaban apuntando a las casas, sino que fragmentos de misiles derribados por la defensa aérea ucraniana cayeron en áreas residenciales. Sin embargo, videos filmados por residentes de Odessa muestran cómo un cohete ruso (no escombros) golpea un edificio de gran altura en uno de los distritos de la ciudad. El golpe fue acompañado por un silbido característico.

https://t.me/uniannet/49510

Mientras tanto, los países occidentales (Alemania, Austria, Francia) envían muchas veces más fondos para resolver sus problemas económicos que para ayudar a Ucrania. Así lo demuestran los datos del Instituto de Economía Mundial (IfW) en Kiel. Berlín, por ejemplo, envió a Ucrania 4.000 millones de euros en asistencia financiera, humanitaria y militar. Al mismo tiempo, en la propia Alemania se destinaron 17.000 millones de euros a subvenciones para reducir el coste del combustible en las gasolineras, 5.000 millones de euros a subvenciones para empresas necesitadas y 100.000 millones de euros a préstamos corporativos, afirma Christoph Trebesch, director de IfW. , en una entrevista a publicaciones del grupo Redaktionsnetzwerk Deutschland (RND). Según él, «los países occidentales han hecho más para mitigar las consecuencias de la guerra en casa que para apoyar a Ucrania», dijo. Deutsche Welle.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores