«Sálvanos»: discurso del presidente de la Federación de Comunidades Griegas de Ucrania desde un refugio antiaéreo

Alexandra Protsenko-Pichadzhi, presidenta de la Federación de Comunidades Griegas de Ucrania, condena el genocidio y pide ayuda, citando hechos concretos, desde el refugio de Mariupol.

El llamamiento de la Sra. Protsenko se puede llamar, sin exagerar, un grito de agonía, porque fue enviado desde un refugio en Mariupol, donde ella se encuentra. En un emotivo mensaje a los griegos y a la comunidad internacional, condena el “genocidio del pueblo ucraniano y los griegos de Ucrania por parte de la Federación Rusa”, citando hechos específicos sobre la destrucción de pueblos griegos y el asesinato de expatriados, escribe skai con referencia a ΑΠΕ-ΜΠΕ.

El presidente de la federación llama a los griegos de todo el mundo a movilizarse para evitar la inevitable desaparición de la comunidad griega en Ucrania. Pide a la comunidad mundial que busque la creación de un «corredor verde» para la evacuación de los griegos de los asentamientos «rodeados por el enemigo, y la provisión de asistencia humanitaria». Alexandra Protsenko-Pichadzhi escribe:

“¡Queridos hermanos y hermanas, compatriotas! Hacemos un llamamiento a todos los griegos del mundo, y en primer lugar a los griegos que viven en Grecia, para que aprendan la verdad de una fuente directa. Pero no la verdad que escuchan de la propaganda rusa, encubierta con el nombre de «movimiento de liberación de la Federación Rusa», sino la verdad tal como es, es decir, el genocidio del pueblo ucraniano, el genocidio de los griegos de Ucrania por La Federación Rusa. Esto es terrorismo abierto y obvio.

Hoy, Ucrania y los griegos de Ucrania están pasando por momentos muy difíciles. El ataque armado de Rusia contra Ucrania, que comenzó en 2014 y se intensificó el 24 de febrero de 2022, amenaza la cultura única de los griegos de Azov y los idiomas Urum y Rumi. 77,5 mil emigrantes griegos (Rumi y Urum) viven en la región de Donetsk. Como resultado de las hostilidades y la ocupación temporal de ciertos territorios en las regiones de Donetsk y Luhansk, desde 2014, se han ocupado 13 asentamientos de la región de Donetsk, fundados y colonizados por los griegos de Azov: Starolaspa, Starobeshevo, Rozdol, Novolaspa y otros.

Tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero de 2022, continúan las hostilidades alrededor de la capital de los griegos de la región del Mar de Azov, Mariupol, así como en Volnovakha, Sartan, los pueblos de Bugas, Granitne, Staromlinovka. . Ahora estos asentamientos, donde viven más de 15.000 emigrantes griegos, están rodeados por el enemigo sin posibilidad de evacuación.

Mariupol vive desde hace una semana una catástrofe humanitaria. La ciudad está rodeada por tropas rusas, está sin agua, electricidad, calefacción y comunicaciones. Los esfuerzos para evacuar a los civiles, así como para brindar asistencia humanitaria, fueron frustrados por la parte rusa. El 8 de marzo se encontró a una niña de seis años que, a diferencia de su madre, sobrevivió al bombardeo de su casa por parte de las tropas rusas, pero murió deshidratada bajo los escombros.

El 9 de marzo, las fuerzas armadas rusas llevaron a cabo ataques hospital de maternidad y hospital de niños en Mariupol resultaron heridas 17 personas, se precisa información sobre los muertos. Estos son solo los últimos ejemplos de la catástrofe humanitaria que ha envuelto a Mariupol y sus residentes de diferentes nacionalidades.

La ciudad de Sartana, hogar de más de 10.000 griegos, con un museo único de historia y etnografía griega en el mar de Azov, fue gravemente dañada por las tropas rusas, lo que provocó heridos civiles. El hospital y el 90% de los edificios residenciales quedaron destruidos. Los residentes locales se despertaron a las 3:30 am del 27 de febrero de 2022 por un poderoso ataque con cohetes. En una hora, se dispararon 8 misiles. Los residentes locales salieron corriendo de sus casas en ropa interior y pijamas y trataron de esconderse en los sótanos. Los que se atrevieron a atravesar el campo fueron volados por las minas.

La directora de la asociación griega de Sartana, Natalia Papakitsa, gracias a Dios, llevó a los niños a Mariupol en 2 autobuses. Pero ahora ni ellos ni otros residentes de Mariupol tienen la oportunidad de salir de la ciudad. Se está especificando información sobre muertos y heridos.

La ciudad de Volnovakha, con una población de más de 21.000 habitantes (de los cuales 15.000 son griegos de Rumi), está destruida en un 95%. Se sacaron más de 505 personas (mujeres, niños, jubilados, inválidos): al 05.03 – 244 personas, al 06.03 – 261 personas.

El pueblo de Granito, donde viven más de 3.600 griegos de Urum, está destruido en un 95%. Bugas (1400 Rumi griegos) está destruido en un 70%. Chermalik (1900 urums griegos) está destruido en un 70%. Starognatovka (2100 griegos étnicos: Urum, Rumi) está destruido en un 60%. Staromlinovka (2400 urums griegos) está destruido en un 90%.

La evacuación de los residentes es imposible, ya que estos pueblos están rodeados por el enemigo y son objeto de constantes bombardeos y ataques aéreos por parte de la Federación Rusa. La parte rusa no está negociando un «corredor verde» (para la evacuación de residentes y la organización de ayuda humanitaria).

Un ataque armado de Rusia a Ucrania puede provocar un desastre natural para los griegos de Azov y, en consecuencia, la destrucción de una cultura única con sus propios idiomas. Pedimos y llamamos a toda la comunidad mundial, a los griegos de todo el mundo, a responder. Pedimos su ayuda en la organización de un «corredor verde» para la evacuación de los griegos de los asentamientos rodeados por el enemigo y la prestación de asistencia humanitaria.

Creemos que su apoyo ayudará a salvar a los griegos de Ucrania y a los ucranianos rodeados por el enemigo, nos dará toda la fuerza para proteger la independencia, la integridad territorial de Ucrania y la victoria.

¡Viva Ucrania! ¡Viva Grecia!

Atentamente sus griegos de Ucrania.

Como informó anteriormente nuestra publicación, incluso antes de la invasión, la comunidad griega estuvo en el epicentro de los acontecimientos: entre el fuego de los separatistas prorrusos, los militares del ejército regular de Ucrania y las fuerzas rusas, dispuestos a «apretar el gatillo» tras el reconocimiento de la autonomía de la LNR y la DNR. Existe un temor constante en la comunidad griega de que en cualquier momento pueda estallar un conflicto a gran escala. Las personas buscan destellos de esperanza y comparten sus preocupaciones reuniéndose en la comunidad y asistiendo a iglesias ortodoxas. Dicen que los que querían irse se han ido. Y hay muchos de ellos: viendo los tanques listos, están buscando formas de salir.

Ahora, explicando lo que está pasando en Mariupol, hay dos versiones opuestas.. La parte rusa está comentando lo que está sucediendo, presentando su propio lado. Mikhail Mizintsev, jefe del Centro de Control de Defensa Nacional de la Federación Rusa, afirma: «Se ha desarrollado una grave situación humanitaria en Mariupol. Cientos de miles de personas, incluidos extranjeros, están retenidas por la fuerza por nacionalistas que, amenazando con violencia física, detienen cualquier intento de abandonar la ciudad».

A su vez, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, en su videomensaje del domingo, acusa a los rusos de no permitir que se entregue ayuda humanitaria a la sitiada Mariupol:

«Ya hemos evacuado a casi 125.000 personas a un territorio seguro a lo largo de los corredores humanitarios. La tarea principal hoy es Mariupol. Nuestro convoy de ayuda humanitaria está a dos horas en coche de Mariupol. Solo quedan 80 km. Estamos haciendo todo lo posible para resistir a los invasores , que están bloqueando incluso a los sacerdotes ortodoxos que acompañan esta ayuda: alimentos, agua y medicinas. Ucrania envió 100 toneladas de lo más necesario a sus ciudadanos».

Durante las últimas 24 horas, Mariupol se ha visto especialmente afectada, y los combates se desarrollaron dentro de la ciudad. Entre los civiles que no pudieron salir con la ayuda de los corredores humanitarios, hay griegos, así como cónsul griego Manolis Androulakis, quien se encuentra en albergue con el personal de la OSCE.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores