EFET: elige bien los mariscos

La Agencia Unificada de Control Alimentario (EFET) brinda consejos útiles sobre la elección de alimentos consumidos durante la Cuaresma en el contexto de informar y proteger a los consumidores de proveedores sin escrúpulos, y también informa sobre un mayor control en el mercado de alimentos durante este período.

Durante la Cuaresma, y ​​especialmente los tres días del Lunes Santo, de acuerdo con nuestros hábitos alimenticios, pasamos a abastecernos y consumir ciertos alimentos cuaresmales.

Además de frutas, verduras, cereales y legumbres, los alimentos que se consumen durante el ayuno son pescados, mariscos y caviar de pescado pequeño (taramas). Seleccionarlos correctamente, asegurarse de verificar la fecha de caducidad en el empaque, llevárselos a casa (antes de descongelar los productos) y manipularlos adecuadamente en el hogar (limpieza, mantenimiento de la temperatura adecuada, cocción cuidadosa) son prácticas importantes para evitar efectos adversos para la salud. efectos

En el marco de la información al consumidor, EFET ha emitido una circular sobre lo que hay que tener en cuenta a la hora de comprar pescados y mariscos para la tradicional mesa del Lunes Limpio.

La información aplica para toda la gama de pescados y mariscos que se encuentran en los estantes de las tiendas de nuestro país (tanto frescos como congelados).

EFET recomienda encarecidamente extremar las precauciones a la hora de comprar pescados y mariscos.

Si desea comprar cefalópodos frescos (pulpo, calamar, sepia, etc.), tenga en cuenta lo siguiente:

Olor: deben oler a mar y no tener un olor desagradable a amoníaco ni a ningún otro (incluido el cloro). La superficie de la canal debe estar húmeda y brillante. Los tentáculos y las ventosas deben poder resistir un ligero tirón y no separarse de la canal. La pulpa debe ser firme, elástica y brillante. Los ojos deben estar brillantes, «vivos», sin manchas ni turbidez.

Para alimentos congelados (envasados ​​o a granel), son:

No debe tener un tono extraño (azul, verde, púrpura, diferente del blanco-rosa normal). Suelen tener una capa de hielo (no derretida). Después de la descongelación, deben adquirir el color y el olor de un producto fresco. En el envase debe indicarse la marca de identificación del fabricante y la fecha de caducidad.

Para el pescado fresco refrigerado (en hielo), debe saber que proviene exclusivamente de instalaciones de producción autorizadas. Está prohibido descongelar pescado congelado y venderlo al por menor (¡y de ninguna manera hacerlo pasar por fresco!).

Cuando se vende, el pescado congelado o refrigerado debe tener un certificado sobre el estado del producto (indicación clara: refrigerado o congelado). Identificación: la presencia de una etiqueta con una marca o un sello en el paquete.

Sobre los mariscos (mejillones, ostras, vieiras, etc.), debido a que suelen venderse a puerta cerrada, debes saber:

Al elegir mariscos como mejillones y ostras (bivalvos), preste atención a la integridad de las conchas. Si las solapas están abiertas o ligeramente abiertas (hay un hueco), es una señal de que lo más probable es que el producto no sea apto para el consumo humano. Al temblar, no debe sentir nada colgando. El interior debe estar húmedo, limpio y sin olor. Este es un indicador extremadamente importante de la frescura del molusco: la ausencia de un olor específico. Los profesionales dicen que los buenos mejillones solo deben oler a mar. Si compraste congelados, antes de cocinarlos, sácalos del congelador, déjalos descongelar a temperatura ambiente y luego huélelos. Si siente incluso un ligero olor, es mejor rechazar la delicadeza. Carne: Debe estar húmeda y firmemente adherida a la cáscara. En cuanto a los mejillones pelados que se venden en hielo, su carne debe ser brillante, firme y con olor a mar. Las almejas congeladas deben tener una fecha de vencimiento en el paquete. No compre mejillones pegajosos / congelados, tal vez el producto haya sido sometido a congelación y descongelación repetidas, lo cual está estrictamente prohibido.

Mariscos (camarones, langosta, cangrejos, etc.). Estos mariscos están disponibles frescos, congelados o refrigerados (en hielo).

Mariscos frescos:

Agradable olor a mar. Las pinzas están firmemente unidas al cuerpo. La membrana torácica está estirada, fuerte y transparente. La cabeza y el pecho son claros (sin manchas negras u oscuras). Movimientos reflejos de los ojos, antenas y patas, si el marisco es fresco (vivo).

Además, debe saber que los camarones frescos se le escapan de las manos y no tienen un olor fuerte y desagradable.

Otra comida gourmet:

Taramosalata (aperitivo de caviar de pescado pequeño) debe tener un color uniforme y una textura suave, no tener un sabor amargo o agrio. Los pepinos en escabeche no deben ser consumidos por personas con hipersensibilidad estomacal. El producto «halva» necesita atención especial si eres alérgico. Estudie cuidadosamente la inscripción en el paquete para evitar comer halva, que puede contener ingredientes alergénicos (incluidas las nueces). También vigile la cantidad de sal que come, que se puede encontrar en exceso en los alimentos que se comen durante la Cuaresma (¡especialmente si tiene presión arterial alta!). Reemplace la sal con especias. Los erizos de mar también se venden en el mercado, y puedes determinar que están vivos por el movimiento de sus espinas. Al elegir productos enlatados almacenados dentro o fuera del refrigerador, los consumidores deben tener cuidado de no comprar una lata inflada. Además, no debe tener óxido, manchas. Preste atención a la fecha de caducidad del producto.

La información aplica para toda la gama de pescados y mariscos que se encuentran en los estantes de las tiendas de nuestro país (tanto frescos como congelados).

EFET recomienda encarecidamente extremar las precauciones a la hora de comprar pescados y mariscos.

Si desea comprar cefalópodos frescos (pulpo, calamar, sepia, etc.), tenga en cuenta lo siguiente:

Olor: deben oler a mar y no tener un olor desagradable a amoníaco ni a ningún otro (incluido el cloro). La superficie de la canal debe estar húmeda y brillante. Los tentáculos y las ventosas deben poder resistir un ligero tirón y no separarse de la canal. La pulpa debe ser firme, elástica y brillante. Los ojos deben estar brillantes, «vivos», sin manchas ni turbidez.

Para alimentos congelados (envasados ​​o a granel), son:

No debe tener un tono extraño (azul, verde, púrpura, diferente del blanco-rosa normal). Suelen tener una capa de hielo (no derretida). Después de la descongelación, deben adquirir el color y el olor de un producto fresco. En el envase debe indicarse la marca de identificación del fabricante y la fecha de caducidad.

Para el pescado fresco refrigerado (en hielo), debe saber que proviene exclusivamente de instalaciones de producción autorizadas. Está prohibido descongelar pescado congelado y venderlo al por menor (¡y de ninguna manera hacerlo pasar por fresco!).

Cuando se vende, el pescado congelado o refrigerado debe tener un certificado sobre el estado del producto (indicación clara: refrigerado o congelado). Identificación: la presencia de una etiqueta con una marca o un sello en el paquete.

Sobre los mariscos (mejillones, ostras, vieiras, etc.), debido a que suelen venderse a puerta cerrada, debes saber:

Al elegir mariscos como mejillones y ostras (bivalvos), preste atención a la integridad de las conchas. Si las solapas están abiertas o ligeramente abiertas (hay un hueco), es una señal de que lo más probable es que el producto no sea apto para el consumo humano. Al temblar, no debe sentir nada colgando. El interior debe estar húmedo, limpio y sin olor. Este es un indicador extremadamente importante de la frescura del molusco: la ausencia de un olor específico. Los profesionales dicen que los buenos mejillones solo deben oler a mar. Si compraste congelados, antes de cocinarlos, sácalos del congelador, déjalos descongelar a temperatura ambiente y luego huélelos. Si siente incluso un ligero olor, es mejor rechazar la delicadeza. Carne: Debe estar húmeda y firmemente adherida a la cáscara. En cuanto a los mejillones pelados que se venden en hielo, su carne debe ser brillante, firme y con olor a mar. Las almejas congeladas deben tener una fecha de vencimiento en el paquete. No compre mejillones pegajosos / congelados, tal vez el producto haya sido sometido a congelación y descongelación repetidas, lo cual está estrictamente prohibido.

Mariscos (camarones, langosta, cangrejos, etc.). Estos mariscos están disponibles frescos, congelados o refrigerados (en hielo).

Mariscos frescos:

Agradable olor a mar. Las pinzas están firmemente unidas al cuerpo. La membrana torácica está estirada, fuerte y transparente. La cabeza y el pecho son claros (sin manchas negras u oscuras). Movimientos reflejos de los ojos, antenas y patas, si el marisco es fresco (vivo).

Además, debe saber que los camarones frescos se le escapan de las manos y no tienen un olor fuerte y desagradable.

Otra comida gourmet:

Taramosalata (aperitivo de caviar de pescado pequeño) debe tener un color uniforme y una textura suave, no tener un sabor amargo o agrio. Los pepinos en escabeche no deben ser consumidos por personas con hipersensibilidad estomacal. El producto «halva» necesita atención especial si eres alérgico. Estudie cuidadosamente la inscripción en el paquete para evitar comer halva, que puede contener ingredientes alergénicos (incluidas las nueces). También vigile la cantidad de sal que come, que se puede encontrar en exceso en los alimentos que se comen durante la Cuaresma (¡especialmente si tiene presión arterial alta!). Reemplace la sal con especias. Los erizos de mar también se venden en el mercado, y puedes determinar que están vivos por el movimiento de sus espinas. Al elegir productos enlatados almacenados dentro o fuera del refrigerador, los consumidores deben tener cuidado de no comprar una lata inflada. Además, no debe tener óxido, manchas. Preste atención a la fecha de caducidad del producto.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores