Tristes resultados de las protestas en Kazajistán: 225 muertos

La Fiscalía General de Kazajstán anunció el número de víctimas y heridos durante las protestas que se extendieron por todo el país.

Según cifras oficiales, al menos 225 personas fallecieron, 175 de ellas fallecieron en instituciones médicas. El número total de víctimas es de 4578 personas. Entre los muertos y heridos hay civiles, informa Deutsche Welle con referencia a los datos de la Oficina del Fiscal General de Kazajstán.

Serik Shalabaev, jefe del Servicio de Enjuiciamiento Penal de la Oficina del Fiscal General de Kazajstán, publicado el 15 de enero, dice noticias tengri:

«En total, hay 4.578 víctimas en Kazajstán, 4.353 de ellas resultaron heridas, incluidos 3.393 empleados de las fuerzas del orden. Durante el estado de emergencia, 225 muertos fueron llevados a las morgues. «Desafortunadamente, los civiles se han convertido en víctimas de actos de terrorismo. «

No se especifica el número de civiles muertos. Asel Artakshinova, vocera del Ministerio de Salud, informa que más de 2.677 personas han buscado atención médica:

“Incluyendo 1,815 pacientes para atención ambulatoria, 863 para atención hospitalaria. A la fecha, 598 pacientes han sido dados de alta, 265 continúan tratamiento, 67 pacientes están en cuidados intensivos, se han realizado más de 500 operaciones complejas. De las 225 muertes, 175 pacientes fallecieron. en las organizaciones médicas».

Comenzaron los disturbios en Kazajistán en los primeros días del nuevo año. La razón fue el aumento en los precios del gas. Los residentes de las ciudades de Zhanaozen y Aktau acudieron a manifestaciones de protesta contra la duplicación del precio del gas licuado de petróleo. El Ministerio de Energía lo explicó por el hecho de que a partir del 1 de enero se forman los precios en las subastas de bolsas electrónicas, con base en la oferta y la demanda.

En respuesta a las protestas, el presidente del país, Kassym-Jomart Tokayev, ordenó la creación de una comisión especial para estudiar la situación, y ya el 4 de enero anunció que estaba lista para bajar los precios de la gasolina, es decir, para atender la principal demanda de los manifestantes

Pero mientras tanto las protestas se extendieron a otras ciudades. En la noche del 4 de enero, en Alma-Ata, los manifestantes protagonizaron una enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, en respuesta utilizaron granadas de gas y de aturdimiento. El presidente de Kazajstán llamó a los manifestantes a la prudencia y no sucumbir a las provocaciones. Según Tokayev, el poder no caerá, pero el país «no necesita un conflicto, sino confianza mutua y diálogo».

El 5 de enero se recibió un mensaje que en Alma-Ata, en el edificio de la administración de la ciudad Un incendio comenzó.Las fuerzas de la Guardia Nacional se concentran en el centro de la ciudad. El número de manifestantes sigue creciendo. Por la mañana, el presidente de Kazajistán Kassym-Jomart Tokayev retirado el gobierno, al que considera el principal culpable de crear una situación de protesta. Se introdujo un régimen en Alma-Ata y la región de Mangystau estado de emergencia, que estará vigente hasta el 19 de enero. Entre las medidas anunciadas en su marco se encuentran toque de queda de 23:00 a 07:00, restricciones a la libertad de circulación, prohibición de eventos multitudinarios, prohibición de venta de armas y municiones, y el establecimiento de un régimen especial para la Circulación de medicamentos y alcohol.

En la ciudad se inició un operativo especial antiterrorista. Hablando en una reunión del Consejo de Seguridad, el presidente de Kazajstán llamó terroristas a los alborotadores y dijo que había recurrido a sus socios de la CSTO en busca de ayuda. El Consejo de Seguridad Colectiva de CSTO decidió enviar fuerzas de paz a Kazajstán para estabilizar la situación. Su tarea es proteger las instalaciones estatales y militares, para ayudar a estabilizar la situación. Como informó TASS, refiriéndose a la secretaría de la CSTO, las unidades avanzadas del contingente ruso comenzaron a llevar a cabo sus tareas.

presidente de kazajstán Qasim Zomart Tokayev había advertido previamente que respondería «de la manera más severa» a las protestas, citando «ataques masivos» contra las fuerzas de seguridad y «muertes y lesiones» entre los agentes de policía.

.



Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores