Los residentes de Quíos bloquean un transbordador con equipos para la construcción de un campamento para migrantes

La oposición entre el Ministerio de Inmigración y Asilo y gran parte de los ciudadanos de la isla se ha recrudecido tras la falta de descarga de equipos para la construcción de una nueva estructura cerrada para la acogida de migrantes en Quíos el pasado 6 de enero.

El conflicto está adquiriendo ahora una dimensión política, ya que el censo predice que Quíos se convertirá en una región de mandato único a partir del verano.

El ministro de Inmigración y Asilo, Notis Mitarakis, diputado de Nueva Democracia en la isla, en un intento por calmar los ánimos de los residentes, ayer brindó una conferencia de prensa en línea en medios locales que duró más de dos horas y media. Al mismo tiempo, insistió en que la intención del ministerio era crear una estructura cerrada en Quíos, similar a la que existe en Samos y otras islas.

Según enfatizó el ministro, las estructuras cerradas se completarán de cualquier manera legal, ya que protegen a todos los isleños. El día de la Epifanía (según el karendar gregoriano), a primera hora de la mañana, varios centenares de vecinos de Quíos, reunidos en el puerto, impidieron la descarga de equipos de la empresa contratista (GEK TERNA) destinados a la construcción de una prisión- tipo campamento.

Equipos de movimiento de tierras llegaron a la isla para iniciar los trabajos de establecimiento de un nuevo campamento en la zona de Plati (Bahía de Tolos). La ministra de Inmigración y Asilo ha destacado que la nueva estructura, que sustituirá al VIAL, “estará diseñada para 1.230 plazas destinadas a población general y colectivos vulnerables”.

Según el Sr. Mitarakis, el área total que ocupará el campamento será de 141 acres, pero los edificios ocuparán alrededor de 18 acres. El coste de construcción de la nueva estructura es de 54,8 millones de euros.

Cabe señalar que el actual alcalde de Chios, Stamatis Karmantsis, que prometió cerrar el campo de refugiados VIAL en Chios antes de las elecciones, se ha trasladado ahora al campo de los partidarios de la creación de una nueva estructura en Tolos, que está a 11 km. de la ciudad de Chios ya 6 km de Vrontados.

Enfrente, el Gobernador del Mar Egeo del Norte, Kostas Mutsuris, participó activamente en la manifestación de protesta del 6 de enero. Al mismo tiempo, los opositores al proyecto señalan que el plan también incluye PROKEKA (centro de detención previa a la salida para extranjeros), cuyo tamaño no está estrictamente definido, lo que deja la posibilidad de que miles de personas permanezcan nuevamente en la isla.

SYRIZA apoya la reacción de los residentes a la creación de la nueva estructura, llamándola «Guantánamo» en un comunicado firmado por el jefe responsable del departamento Gergios Psychogios, MP de Chios Andreas Mihailidis y MPE Costas Arvanitis.

El 7 de enero, la naviera Αειναύτης, propietaria del ferry Πελαγίτης, que transportaba equipos de construcción, aseguró que serían descargados en el puerto de El Pireo, en el lugar de carga a bordo del buque.

Aparentemente, la gobernante Nueva Democracia en Grecia, teniendo una experiencia negativa, no se atrevió a repetir eventos hace 2 añoscuando, en una situación similar en Lesbos, un verdadero guerra entre los habitantes de la isla, que obstruyeron el avance de los equipos de construcción, y la policía, que trató de impedirlo. Entonces los policías se dieron a la fuga, “sin comer salado”, dejando atrás más de 60 heridos y recibiendo el apodo de “ocupantes”.

Referencia. En 2019, el gobierno de Mitsotakis anunció un ambicioso plan de construcción para el llamado. campos cerrados (tipo prisión)en el que las personas a las que se les niega la condición de refugiado deben ser detenidas y en las que deben esperar la deportación a su patria.

La principal diferencia con los campos de refugiados existentes actualmente, que se denominan Hot Spot, será que son estructuras tipo cerrado, con prohibición de salida del territorio. Dado que la deportación, de hecho, no tiene lugar (la mayoría de los inmigrantes ilegales destruyen sus documentos inmediatamente después de cruzar la frontera), tampoco habrá deportación. Aparentemente, las autoridades esperan que a las personas colocadas en los campamentos se les pida que vayan a su tierra natal.

Al mismo tiempo, la población de las islas de Quíos y Lesbos, donde estaba previsto construir estos campamentos, se opuso enérgicamente.





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores