Doscientas personas detenidas en protestas en Kazajstán

Más de 200 personas fueron detenidas en protestas ilegales en Kazajstán, dijo el servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores del país:

«Se han iniciado investigaciones previas al juicio sobre 13 casos de violencia contra funcionarios del gobierno, vandalismo, ataques a edificios gubernamentales».

El ministerio destacó que la policía utilizó las medidas previstas por la ley para garantizar la seguridad de los ciudadanos, reprimir las violaciones al orden público y detener a los infractores. En las acciones de protesta, 95 agentes del orden resultaron heridos, 37 autos oficiales resultaron dañados. Corresponsal Noticias RIA informa que hay al menos diez coches de policía destrozados y quemados en las afueras del Akimat de Almaty. El comunicado de prensa señaló que los ciudadanos que sucumbieron a las provocaciones representaron una amenaza para la seguridad de la población:

«Al mismo tiempo, ciertos grupos de personas bloquearon carreteras, bloquearon el tráfico, alteraron el orden público, la paz de los ciudadanos y el sistema de soporte vital de los asentamientos. Hubo casos de una multitud que utilizó piedras, palos, cilindros de gas y pimienta y molotov cócteles «.

En Alma-Ata, Taraz y Shymkent, los manifestantes atacaron akimats, derribando ventanas y puertas. Actualmente, la Plaza de la República en Alma-Ata está ubicada en el anillo de vehículos blindados militares, los servicios comunales están eliminando las consecuencias de los disturbios. Internet móvil no funciona en la ciudad y los mensajeros están bloqueados. Los empleados de las oficinas cercanas fueron enviados a trabajar de forma remota.

Los disturbios en Kazajstán comenzaron en los primeros días del nuevo año. La razón fue la subida de los precios del gas. Los habitantes de las ciudades de Zhanaozen y Aktau acudieron a manifestaciones de protesta contra la doble subida del precio del gas licuado de petróleo. El Ministerio de Energía lo explicó por el hecho de que a partir del 1 de enero, los precios se forman en el comercio de cambio electrónico, en función de la oferta y la demanda.

En respuesta a las protestas, el presidente Kassym-Jomart Tokayev ordenó la creación de una comisión especial para estudiar la situación, y el 4 de enero anunció que estaba lista para reducir los precios del gas, es decir, para atender la principal demanda de los manifestantes.

Pero las protestas, mientras tanto, se extendieron a otras ciudades. En la noche del 4 de enero en Alma-Ata, los manifestantes organizaron enfrentamientos con agentes de seguridad, en respuesta, utilizaron gas y granadas paralizantes. El presidente de Kazajstán pidió a los manifestantes que sean prudentes y no sucumban a las provocaciones. Según Tokayev, el gobierno no caerá, pero el país «no necesita un conflicto, sino confianza y diálogo mutuos».

Posteriormente, se introdujo un estado de emergencia en Alma-Ata y la región de Mangistau, que permanecerá vigente hasta el 19 de enero. Entre las medidas anunciadas en su marco se encuentran el toque de queda de 23:00 a 7:00, restricciones a la libertad de circulación, prohibición de eventos masivos, prohibición de venta de armas y municiones, establecimiento de un régimen especial para la circulación. de drogas y alcohol.

Esta mañana, el presidente kazajo, Kassym-Zhomart Tokayev, destituyó al gobierno, al que considera el principal culpable de crear la situación de protesta. Señaló que después de la introducción del estado de emergencia, la situación en Alma-Ata y la región de Mangistau está mejorando gradualmente.





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores