El estrés pone en riesgo la salud

El estrés es un problema común en nuestra vida diaria que la mayoría de las personas inevitablemente enfrentan. Sin embargo, esto no significa que no haya formas de afrontarlo.

Hay tres tipos principales de estrés que pueden ocurrir en la vida diaria:

Agudo: se manifiesta en un evento inesperado, como una discusión con un ser querido. Episódico agudo: este tipo incluye episodios agudos frecuentes, como situaciones repetitivas desagradables. Crónica: se manifiesta después de una serie de eventos o situaciones persistentes que provocan sentimientos prolongados de ansiedad.

Muchas personas experimentan una combinación de estos tres tipos, incluso si no se dan cuenta.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo a esto?

Nuestro cuerpo reacciona a todo tipo de estrés utilizando el mismo mecanismo, que ocurre independientemente de si el estrés es el resultado de un evento real o irreal (imaginario, artificial, inminente). Tanto el estrés a corto plazo como el crónico desencadenan una respuesta de lucha o huida. Eso libera hormonas en el cuerpo, que en cuestión de segundos desencadenan otras reacciones, como acelerar el bombeo de sangre y el suministro de oxígeno a nuestras células, acelerando la frecuencia cardíaca.

¿Cómo afecta nuestra salud?

En el estrés agudo, la reacción no dura mucho y los niveles hormonales vuelven gradualmente a la normalidad. Los episodios agudos y el estrés crónico desencadenan repetidamente una respuesta de lucha o huida, lo que provoca aumentos persistentes en los niveles hormonales que lo ponen en riesgo de problemas de salud.

En particular:

Problemas digestivos como acidez, indigestión, hinchazón. Aumento de peso. Alta presión sanguínea. Dolor de pecho, taquicardia. Problemas del sistema inmunológico. Manifestaciones cutáneas, erupción. Dolores musculares, como en el cuello y la espalda. Dolores de cabeza, migrañas. Ansiedad, depresión, ansiedad constante.

Si identifica signos de estrés en usted mismo, se recomienda consultar a un médico: un neuropatólogo, un homeópata, un psicólogo.

Recomendaciones generales

Es muy importante conocer las causas del estrés y poder afrontar las consecuencias negativas.

Maneras de lidiar con el estrés:

Comunicación con personas optimistas, unidas por intereses comunes. Apoyo de seres queridos. Fuentes externas de fuerza (naturaleza, música, libros). Cambie a algo bueno, recuerde los momentos felices. Establezca tareas factibles, mire realmente la vida. Ejercicio y ejercicio. Come bien y sigue tu rutina diaria. Disfruta la vida. Recuerde, somos fuertes cuando creemos en nosotros mismos.

La resistencia al estrés es la capacidad de superar las dificultades, reprimir las emociones, comprender los estados de ánimo humanos, mostrar resistencia y tacto.





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores