Los anti-Vaxers tomaron las armas y pidieron la «ejecución de los traidores»

Los antivaxistas griegos han tomado las armas y están pidiendo la ejecución de políticos, jueces, militares, policías y ciudadanos que son culpables de «destruir a la humanidad con la vacuna del coronavirus».

Según el artículo, publicado En el diario «Realnews», el texto de la «declaración sagrada» fue colgado en la página principal de la publicación y firmado en nombre de «los custodios del artículo 120 de la Constitución». Este documento tiene una base ideológica de extrema derecha, y quien firma el texto declara que tiene derecho, como se dice literalmente, a “disparar” y “ejecutar”. Los anti-tuxers lograron persuadir a un total de 2.000 personas para que firmen esta «declaración sagrada».

Se observa que la Fiscalía reaccionó al «manifiesto» de Anti-Eje, que abrió una causa penal por este hecho. Según medios de comunicación locales, esta declaración realza significativamente las acusaciones contra los grupos más extremistas del movimiento anti-Eje. «Este texto se puede llamar el estatuto de una organización criminal», dijo un funcionario familiarizado con la investigación.

“El artículo 120 de la Constitución me da derecho a ejecutar a cualquier persona que transmita el virus o reciba medicamentos ineficaces, y especialmente a los inmigrantes ilegales que han ingresado a mi país y son portadores del virus”, dice el comunicado.

El texto se titula “Informe-Queja”. “Una declaración sagrada sobre la revitalización y aplicación del artículo 120 y una denuncia por delitos cometidos contra el pueblo y la nación”, reza su primera frase. Luego, en la primera de las 20 páginas hay un campo especial donde los firmantes pueden completar todos sus datos, así como su número de IVA y religión.

Vale la pena señalar que el texto se distribuyó por primera vez en 2012 en el apogeo de la crisis financiera. Sin embargo, ahora se ha actualizado para incluir enlaces al Acuerdo de Prespa, así como la afluencia de refugiados que el país aceptó desde 2015 hasta 2020. En su forma más reciente, diciembre de 2020, el texto se centra en la campaña de vacunación y la pandemia.

2.000 ciudadanos que firmaron la «declaración sagrada» la presentaron en decenas de comisarías en toda Grecia. Inicialmente, la policía no prestó atención a los ciudadanos que presentaron estos documentos. Sin embargo, tras el descubrimiento de documentos fotográficos, que mostraban que un grupo de anti-Eje portaban armas y practicaban «tácticas de supervivencia», la actitud hacia ellos cambió drásticamente. Como nosotros previamente reportado, ya se inició una investigación fiscal sobre los hechos de desobediencia a las autoridades, la creación de una organización criminal, el porte y uso ilegal de armas.

Según el artículo, en una «declaración sagrada» los firmantes exigen la «ejecución de los traidores» que son responsables o de la crisis financiera o de la crisis de salud que se produjo no solo en Grecia, sino en todo el planeta.

Además, los firmantes de la “declaración sagrada” exigen a las autoridades policiales del país que les informen y les ayuden en las ejecuciones que llevarán a cabo por cada acción relacionada con la crisis de salud: “… le pregunto, Comandante, pero también cualquier Órgano judicial legal que me ayude en lo anterior (asesinato, ejecución de traidores) ”.

En otros lugares, exigen que las fuerzas armadas del país les proporcionen a todos las armas disponibles para el ejército griego. En la última página del documento, señalan: «Mis conciudadanos y yo exigimos que los altos mandos de las fuerzas armadas nos entreguen armas y banderas».

La información indica que recientemente se ha esbozado una división en el movimiento anti-Axe. La policía ha centrado sus investigaciones en cuatro grupos, a los que se unen células del proscrito partido Greek Dawn (Chrissi Avgi). La investigación se centra en Salónica, donde operan varios grupos fascistas nuevos y antiguos.

Anteriormente, informamos que miembros del grupo de los Zelotes Constitucionales (Guardianes) capturaron al director de la escuela, lo golpearon y lo llevaron a la estación de policía. Un hombre golpeado fue entregado allí a un policía sorprendido, declarandoque “torturó a sus hijos” obligándolos a “usar máscaras” y “someterse a autoevaluaciones”, y también pidió a la policía que “ordene a la escuela que acabe con este abuso infantil”.





Source link

El trabajo periodístico de alta calidad no puede ser gratuito, de lo contrario se vuelve dependiente de las autoridades o de los oligarcas.
Nuestro sitio se financia únicamente con dinero publicitario.
Desactive su bloqueador de anuncios para seguir leyendo las noticias.
Saludos cordiales, editores